Nos encanta Benicàssim en septiembre

Nos encanta Benicàssim en septiembre

publicado en: Benilovers | 0

Muchos de vosotros conoceréis Benicàssim en septiembre. Muchos otros no. Quizás seáis de los que visitan el paraíso en verano durante algunos días o semanas de vacaciones y conozcáis el Benicàssim abarrotado. El Benicàssim de playas llenas de gente, de restaurantes con el cartel de “completo”, el de los apartamentos y hoteles con vecinos por todas partes…

Bien, pues en septiembre el panorama cambia. ¡Cambia y mucho!

En septiembre baja el turismo y gran porcentaje de vecinos de Castellón se traslada a la capital de La Plana, mientras que otra parte (que se resiste a aceptar la próxima llegada del otoño) se atasca en la Gran Avenida Jaime I por las mañanas para ir a trabajar o a llevar a los niños al cole.

Y ahí es donde llegan los cuatro gatos que se disponen a disfrutar de las playas y paseos de Benicàssim en un ambiente relajado y todavía soleado.

Sí que es cierto que antes o después llegan las lluvias de la gota fría que nos dejan unos días sin sol pero incluso salir a pasear con olor a recién mojado o caminar por las playas vacías, se hace especial y nos hace ver un Benicàssim muy diferente al de las semanas previas.

No hay festivales; la música que destaca es la que nos ofrecen las olas del mar al romper en la orilla y en los espigones, sonidos celestiales.

Y cuando sale el sol, no hay cielo más azul que el que podemos ver en el mes de septiembre. Días soleados, nítidos y secos nos ofrecen un espectáculo visual y sensorial que otros meses envidian. El bochorno se convierte en calorcito. Los paseos en bici por el municipio o por la vía verde hacia Oropesa son un lujo. Y caminar por las montañas del Desierto de las Palmas respirando el olor a verde Mediterráneo es un regalo físico y mental.

Además, a finales de mes se celebran anualmente las fiestas de Santo Tomás de Villanueva, con una semana de actividades culturales y de ocio para todas las edades.

¿No hemos dejado claro que nos encanta Benicàssim en septiembre?

Los amaneceres y atardeceres nos brindan colores del cielo y del mar que hacen que merezca la pena salir de casa para verlos. ¡Y las terrazas, bares y restaurantes tienen sitio!

¿Convencidos? Ya podéis reservar vuestro hotel y venir a comprobarlo por vosotros mismos.

Hoteles en Benicàssim

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Dejar una opinión